Si no has realizado antes un One on One o no sabes cómo se hace o hacía que se enfoca, sigue leyendo. 

¿Qué pretendes conseguir con un 1:1? ¿Cuáles son tus expectativas? Has de tener claro antes de comenzar que quieres obtener y cómo puede ser útil para ti y tus empleados esa información. Recuerda que no todos tus empleados son iguales, cada uno tiene diferentes debilidades y fortalezas; diferentes cosas que querrán tratar contigo y quieren tu apoyo a la hora de hablarlo en confianza.

Crea una agenda

Previo a la reunión has de crear la cita, como ya te contamos en el anterior artículo Reuniones en teletrabajo lo ideal es tener todo preparado en una agenda, en nuestro caso usamos Google Calendar donde se reflejan los temas a tratar. Aquí podrás preparar las reuniones de forma recurrente anotando los puntos, por ejemplo, una actualización periódica de un proyecto especial. Todo tema tratado en la reunión deberá de aparecer reflejado en la agenda, permitiendo a la persona que se prepare los temas que le competan y así no pasar ningún punto a tocar por alto. También será interesante que el trabajador indique los puntos que a él le gustaría  abordar, dando así tiempo al empresario a estudiarlos y adelantarse a posibles “conflictos”.

¿De qué hablar en un One on One?

No confundamos 1:1 con reuniones de revisión de rendimiento, o evaluaciones de desempeño. En estas reuniones se habla desde un mayor compromiso personal. Saber que les preocupa a los empleados e incluso viceversa, dentro de los límites posibles. 

Hay diferentes temas a poder tratar en un one on one, desde separación de vida laboral a personal a estilos y formas de trabajo.

Los tres grandes bloques en los que se divide este tipo de reuniones serían:

  1. ¿Cómo se siente el empleado? de esta forma conseguimos ir más rápido y de forma directa al fondo de sus preocupaciones. Además sabrás cómo conducir la conversación según veas las expresiones o entusiasmo o falta de este a la hora de responder. Sabremos que pasa algo cuando un empleado contesta de forma seca y cabizbaja pero nos dice que está muy bien, ¡está claro que algo falla!
  2. Llegamos al punto clave, los temas que de verdad se quieren discutir. Lo ideal aquí es tratar un mix de ambas partes. Es decir, puntos a tratar por el trabajador y por el empresario. ¿Sobre qué quiere hablar el empleado? Y ¿el empresario? Hay algún punto clave o problema importante en el que profundizar?
  3. Resolución. Aquí planteamos objetivos a medio/corto plazo, depende del proyecto este será de forma trimestral o semestral, no más alargados en el tiempo, de tal forma que podamos darle un seguimiento a estos objetivos planteados. Estos se pueden basar en objetivos nuevos y también en objetivos para resolver problemas planteados en el punto anterior. 

Escucha activa

Es de vital importancia la escucha activa en estas reuniones, aunque se traten posibles problemas. Nunca se ha de llegar a la situación de tener que demostrar quién lleva la razón. Aquí lo que busca el trabajador es sentirse escuchado, que el empresario sepa cómo se siente, problemas que pueda tener y saber cómo solventarlos, guiarlos en algunas tareas, que se conozcan sus preocupaciones, etc. 

Ejemplo de preguntas que te pueden ayudar

Existen un millón de paginas donde te dan ejemplos de preguntas para realizar en un 1:1. Pero nosotros hemos recaudado una serie de de preguntas que más nos han gustado y parecido útiles aplicadas a nuestra experiencia y necesidades hasta día de hoy.

Hace poco te contábamos que utilizábamos una herramienta muy útil a la hora de organizar nuestras reuniones llamada DailyBot, esta también cuenta con plantillas para poder realizar un seguimiento de los One on One que realices.

  1. ¿Cuáles son tus prioridades en el trabajo?
  2. ¿Te sientes cómodo con lo que estás desarrollando actualmente?
  3. ¿Sientes que hay algo que no puedes abarcar?
  4. ¿Qué proyectos imaginas que podrías impulsar?
  5. ¿Qué puede mejorar en tu equipo? Y ¿qué puedes hacer tú para conseguirlo?
  6. ¿Qué impacto puedes lograr en la empresa? 
  7. ¿Visualizas resultados a corto plazo?
  8. ¿Qué momentos especiales recuerdas?
  9. ¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos?
  10. ¿Qué te hace falta?
  11. ¿Desde que llevas trabajando aquí habrías hecho algo de forma diferente?
  12. ¿Qué has aprendido en este tiempo?
  13. ¿Qué logros consideras que has alcanzado?
  14. ¿Qué necesitarías para estar aquí muchos años?

Si te gusta nuestra filosofía de trabajo y quieres formar parte de nuestro equipo? Inscríbete en nuestra bolsa de empleo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: