Hola! mi nombre es Juan A. de la Rica y comencé a trabajar en el sector inmobiliario tras la finalización de mis estudios superiores, prácticamente de casualidad y con nada de experiencia, pero con las ganas y la motivación que nos suele caracterizar en esa etapa.

Lo cierto es que además lo hice en uno de los peores momentos del sector por la situación que todos conocemos…, no obstante y al poco de comenzar pude comprobar que aquel tipo de trabajo estaba hecho para mi.

Todo lo que soy y sé del sector se lo debo a la confianza que depositó en mí, mi antiguo jefe, el cual me llevó a alcanzar niveles de realización profesional y personal inimaginables.

 

 

 

No obstante, no todo es de color de rosas y si eres un profesional del sector y estas leyendo esto probablemente sea lo primero que se te pase por la cabeza.

Sin embargo si que hay algo dentro de este sector y este trabajo que es una verdad irrefutable:

“El tiempo es oro”. 

 

 

 

Esta afirmación probablemente sea uno de los mayores dogmas de este trabajo y cuanto más tiempo tardes en darte cuenta de esto, más tiempo tardarás en mejorar tus resultados.

 

Por eso cansado de perder el tiempo desplazándome de un lugar a otro en transporte público e ir perdiendo oportunidades de negocio por la rapidez de otros compañeros del gremio decidí comprarme una moto.

Gracias a ello priorice y gestioné muchos de los procesos que tuve que llevar a cabo y en muy poco tiempo optimicé y multipliqué por dos mi producción dentro de la empresa, sin tener que invertir más tiempo en ello.

Gracias a ello, también pude destinar parte de ese tiempo que logré ganar a ir formándome de manera independiente y seguir creciendo como profesional del sector por mi cuenta.

 

Si tuviera que destacar algo positivo y negativo de mi experiencia en el sector inmobiliario destacaría como experiencia negativa la frustración que sientes al estar esperando a un cliente que te citó en una vivienda que has buscado con dedicación para él y el cliente finalmente no aparece y no responde nunca más. Al fin y al cabo no todos valoramos el tiempo de la misma manera, ¿ verdad?

Por otro lado si tuviera que destacar un beneficio o un aporte positivo de mi experiencia profesional seria  ver la cara de satisfacción de tus clientes, cuando al cabo de un tiempo y con todo formalizado, les llamas o les visitas y te comentan que es una de las mejores decisiones que han tomado en su vida, y tú has formado parte de ello.   

Tras varios años invertidos en este sector, me he dado cuenta de que sólo hay algo que me gusta más que ayudar a buscar a alguien la casa que necesita y es demostrar a compañeros que estaban en la misma situación que yo que: 

 

 

 

«El enemigo a menudo no es la competencia, sino nosotros mismos al utilizar viejos hábitos o herramientas que no nos permiten ahorrar tiempo y por lo tanto ayudar a más gente.»

 

 

 

 

Hoy por hoy trabajo en Witei  movido por la búsqueda de esa misma sensación de satisfacción, saber que ayudo a los demás, en este caso de manera directa a antiguos compañeros del gremio y profesionales del sector y de manera indirecta a todos y cada unos de sus clientes, es para mi lo más gratificante de mi trabajo.

 

A nivel personal y a día de hoy  todos los días que me marcho de la oficina hay más clientes utilizando Witei  y eso para un servicio que no tiene ni permanencia ni exclusividad de ningún tipo es todo un logro.

Sé que estoy realizando una gran labor ayudando al sector inmobiliario en general y por lo tanto a cumplir los objetivos de los asesores y los sueños de sus clientes.

 

 

Soy Juan A. de la Rica, tu asesor de Witei , esta es mi motivación y por ello me levanto lo todos los días.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.